Esmaltes cerámicos

Esmaltes ceramicos

CÓMO SE HACEN Y SE APLICAN ESMALTES CERÁMICOS

Hay infinidad, de posibilidades para decorar con esmalte una pieza de cerámica.

Un ejemplo es la tetera que te mostramos a la derecha, y que hicimos con la técnica de churros en el capítulo 3 de este curso.

La elaboración de esmaltes cerámicos siempre ha estado rodeada de misterio y cierto aire de alquimia.

Y esto, en parece, que se debe a que hasta hace relativamente poco no se conocían de verdad todos los procesos químicos que condicionan la elaboración de los esmaltes.

Hoy se puede describir el barniz (o esmalte) como una mezcla de distintos minerales cristalinos que, por medio de un proceso de fusión y enfriamiento posterior, forma sobre un objeto de arcilla una capa vidriosa, no cristalina.

Barnizado o vidriado en esmaltes cerámicos

El barnizado o esmaltado también se llama “vidriado” y, como esto indica, está muy relacionado con el vidrio. La elaboración de ambas cosas tiene muchos puntos en común.

Pero, aunque la sílice es el componente básico de ambos, la diferencia estriba en que el vidrio toma la forma al fundirse y la mantiene al enfriarse, mientras que el esmalte se adhiere al barro sin escurrirse ni deformarse.

Que el ácido silícico (SiO,) puede formar por sí mismo un barniz, lo demuestra la prueba que podemos hacer depositando sobre una base plana de barro cocido unos cuantos fragmentos de vidrio. Al cocerse en el horno, los cristales se fundirán formando una superficie vítrea.

Sin embargo, esto sólo sería factible si lo aplicamos, como en la prueba de la derecha, sobre una superficie horizontal. Para que los esmaltes tengan un comportamiento óptimo durante el proceso de la cocción, son necesarios, además de la sílice, otros dos componentes: los fundentes, que bajarán el excesivo punto de fusión de la sílice, y un aglutinante, que hará que el esmalte no se escurra y pueda adherirse a una superficie vertical.

Elementos que lo componen los esmaltes cerámicos

Los elementos que intervienen en la composición de un esmalte  cerámicos son:

La sílice (Si02), como elemento formador de vidrio. Se incluye en forma de cuarzo.

Los fundentes. Se incluyen en forma de óxidos metálicos: de plomo, de litio, de bario, de cinc, de calcio…

Un aglutinante: que Impide que el esmalte “escurra” al fundirse durante el proceso de cocción. Se incluye en forma de caolín.

Según la composición de los barnices y su contenido mayor o menor de estos elementos y óxidos colorantes, los esmaltes pueden ser mates o brillantes, transparentes, opacos, coloreados.

Un comentario sobre “Esmaltes cerámicos

  • el 24 mayo, 2012 a las 20:13
    Permalink

    Hola! Tengo piso de cerámicos que está con partes rotas, como agujeritos. Me gustaría rellenarlo pero no sé qué material me conviene más. Pasta de cerámica? Yeso? Resina? El piso es de color gris clarito.
    Si usted recibe este mail me podría orientar? Muchas gracias!

Comentarios cerrados.