Distribución de la cocina

Cómo distribuirla y hacerla más cómoda

En una línea

Es apropiada para pisos pequeños y apartamentos con una sola pared disponible. El orden de colocación de los distintos elementos es el más adecuado para facilitar el trabajo.

En esta disposición se acortan los recorridos y la evolución del trabajo está bien resuelta. Tres vértices forman un triángulo cómodo: nevera, zona de preparación y cocinado.

En dos líneas

La cocina con muebles en paralelo a ambos lados de la cocina procura mayor espacio y comodidad. El pasillo entre las dos líneas de trabajo no debe ser menor de los 120 cm.

Otros consejos de la distribución de la cocina

Los armarios provistos de guías telescópicas garantizan que se trata de una cocina de calidad. Gracias a estos herrajes, se puede sacar por completo el cajón de un armario para tener un fácil acceso, incluso a la parte más profunda. Los cajones que no se abren del todo tienen una pérdida de espacio.

Iluminación en la cocina

Una buena luz general y una iluminación dirigida exactamente a la zona de trabajo, al fregadero y la cocina son imprescindibles. AI instalar los focos debes tener en cuenta que la luz no te deslumbre y que tu propia sombra no te impida ver la encimera. Una solución son los halógenos montados bajo los muebles colgados para iluminar directamente la zona de trabajo.

Horno a la altura de los ojos

En las cocinas antiguas los hornos se situaban (y todavía se sitúan) debajo de la placa de guiso. En las modernas, se suele colocar independiente y en alto. La ventaja de este emplazamiento es no agacharse a la hora de meter o sacar cosas del horno y ver en todo momento “lo que se cuece dentro”. La altura ideal a la que debe estar es la de los ojos.

Etiqueta energética

Las directrices de la Unión Europea exigen que en los electrodomésticos detallen claramente su consumo de energía: los aparatos se agrupan por clases de eficiencia desde la A a la G. Siendo los del grupo A los de mayor eficiencia y los del G los de mayor consumo energético. El plan renové de electrodomésticos en nuestro país, permite recibir una ayuda económica si se compra un electrodoméstico de clase A y se entrega el antiguo para su reciclado.

Alturas de trabajo

Las cocinas, por norma general, suelen estar montadas a una altura de 85 cm. Esto es lo adecuado para una persona que mida 1,60 m., pero es insuficiente si se es más alto. Para 1,80 m, por ejemplo, se recomienda que la altura de la cocina sea de unos 100 cm.

Hay que prestar una atención especial a los niños, ya que la cocina es un lugar atractivo para ellos y, a la vez, lleno de riesgos. Los protectores de placa de cocina evitan que puedan quemarse. También es conveniente poner protectores en los enchufes y dejar los productos de higiene del hogar en armarios altos, bien alejados de su alcance.