Feng shui en la cocina

Las últimas comprobaciones científicas demuestran que la forma de orientar los espacios y los objetos con los que se está en contacto permanente, permiten lograr la armonía integral, atrayendo la prosperidad y mejorando la calidad de vida.

Feng shui en la cocina

Este lugar de la casa es, luego de la puerta principal, el más importante, ya que es donde se transforman los alimentos que nos van a nutrir, se almacenan los productos que vamos a consumir y, en algunas ocasiones, es el lugar donde se come. La energía que se moviliza en este ambiente está relacionada en forma directa con el sustento y con la buena fortuna de los habitantes del hogar, por lo que hay que procurar que reine la armonía.

El fuego y el agua, son dos elementos opuestos que predominan en este espacio. Por eso, nunca las hornallas o el horno deben apuntar hacia la pileta o hacia la heladera, que es otro elemento que representa el agua.

Si deben estar enfrentados, se debe colocar un mueble entre la cocina y la heladera, o un tramo de mármol de, al menos, un metro de extensión, entre la pileta y la cocina.

El lavavajillas nunca debe colocarse al lado de las hornallas o del homo. Debe haber una separación de, al menos, un metro.

Cuando la cocina está alineada con la pileta o la heladera, se aconseja poner plantas pequeñas con hojas verdes, entre los elementos. Al intercalar madera, se crea un ciclo beneficioso en el que el agua alimenta a la madera y esta al fuego.

La cocina, nunca debe apuntar a la puerta de entrada. Si no hay manera de evitar esta disposición, se puede emplear un biombo para que no se vean las hornallas desde la apertura.

El baño no debe estar enfrentado a este ambiente, ya que es conductor de desechos y energía negativa. Cuando es así, siempre se debe mantener la puerta del toilette cerrada.

Las hornallas y el horno jamás deben estar bajo una ventana, porque significa “falta de respaldo”. Por lo que, si se da esta situación, lo más aconsejable es mover la cocina de lugar.

Si es posible, la heladera siempre debe estar bien surtida. Esto se relaciona en forma directa con la prosperidad y con que nunca falte el alimento. Cuando está vacía, se está atrayendo el infortunio.